Acta Pediátrica Española

ISSN 2014-2986
Acta Pediatr Esp. 2017; 75(5-6): 73-79

Leches de crecimiento. ¿Qué pueden aportar en la alimentación del niño pequeño?

Growing-up milks: do they provide any advantage in toddlers?

Resumen

Una dieta equilibrada en los niños pequeños (1-3 años de edad) es suficiente para cubrir las necesidades de todos los nutrientes. Sin embargo, en nuestro medio es frecuente que se consuman algunos en exceso (p. ej., proteínas) o que un porcentaje de niños ingiera cantidades insuficientes de otros, fundamentalmente hierro, ácido docosahexaenoico y vitamina D. 
El uso de alimentos diseñados para lactantes (fórmulas de continuación) o de algunos alimentos enriquecidos para niños pequeños (p. ej., leche de crecimiento) puede ayudar a alcanzar los requerimientos en tales situaciones.
La composición de las leches de crecimiento que se comercializan en España es muy heterogénea. En algunos casos es parecida a la de las fórmulas de continuación, pero en otros se asemeja más a la de la leche de vaca. Por ello, la evaluación de las leches de crecimiento debe hacerse de manera individual para cada marca.
La ingesta de leche debe englobarse en el contexto del resto de la dieta diaria. A partir de los 12 meses, la utilización de una fórmula de continuación, leche de crecimiento o incluso leche de vaca, debe valorarse individualmente en cada niño teniendo en cuenta el resto de alimentos que recibe a lo largo del día, el seguimiento habitual de una dieta equilibrada, el riesgo de una ingesta deficiente de algún nutriente, o si el propio niño tiene riesgos nutricionales (niños prematuros, que reciben dietas restrictivas por razones médicas, malos comedores o con hábitos nutricionales incorrectos no fácilmente corregibles, etc.).
Además de repasar las principales características y deficiencias de la dieta de los niños pequeños y revisar el contenido en nutrientes de las leches de crecimiento, en este artículo se intenta contestar a algunas de las preguntas más frecuentes sobre su uso. 
 

Abstract

A balanced diet fulfills the requirements of all nutrients in toddlers and in children. Nevertheless, recent epidemiological surveys done in Spain have shown that there is an excessive intake of certain nutrients (e.g. protein), as well as a deficiency in some others (vitamin D, iron, docosahexaenoic acid) in this age group.
The use of infant foods as well as enriched foods devoted to toddlers (for instance growing-up milks) may help to address some of these unhealthy practices.
The composition of most growing-up milks marketed in Spain resembles that of the follow-up formulas, although a very few of them are not very different from a regular cow’s milk. It is interesting to consider individually each product labeled as «growing-up» milk.
Milk intake should be evaluated in the frame of the whole daily diet. Beyond 12 months of age, depending on the characteristics of every toddler (including past medical history, use of restrictive diets, regular intake, etc.), regular cow’s milk, a follow-up formula or a growing-up milk, may be the healthiest choice. 
In this paper, nutritional requirements of the toddler period, current intake, as well as the composition and role of dairy products will be reviewed. At the same time, most frequent questions will be answered.
 
Fecha de recepción: 20/03/17.  Fecha de aceptación: 22/03/17.
Correspondencia:
J.M. Moreno Villares. Servicio de Pediatría. Unidad de Nutrición Clínica. Hospital Universitario «12 de Octubre». 28041 Madrid.
Correo electrónico: Josemanuel.moreno@salud.madrid.org
Banner_Pallapupas

 Descarga los suplementos de la revista
Descarga los suplementos de la revista
Ver suplementos