Acta Pediátrica Española

ISSN 2014-2986

Acta Pediátrica Española suspende su publicación
Tras 77 años ininterrumpidos de cita con sus lectores, la revista Acta Pediátrica Española va a suspender su publicación a partir de abril de 2020.
Mayo, empresa editora de la histórica cabecera, se ha visto obligada a tomar esta medida por razones estrictamente económicas derivadas de la caída de los ingresos publicitarios.
Los dos últimos números de Acta Pediátrica Española (los correspondientes a enero/febrero y marzo/abril) incluyen los artículos cuya publicación ha sido aceptada por el comité científico de la revista. Sin embargo, a partir de ahora ya no podemos atender nuevas peticiones de publicación de trabajos.
Desde Mayo queremos hacer público nuestro agradecimiento y reconocimiento a todos los excelentes profesionales que han participado en la dirección y en los comités científicos de la publicación, a los revisores, a los autores que nos han confiado sus trabajos, a nuestros lectores y a los anunciantes. Gracias a su apoyo hemos podido escribir juntos un pedacito de la historia de la pediatría española.

Ediciones Mayo S.A.

Publicidad

Banner_baqsimi_acta

El virus respiratorio sincitial es la causa más frecuente de bronquiolitis e ingreso por patología respiratoria aguda en los niños menores de 3 años de edad

Valora este artículo
(0 votos)
En el marco de la XXXVII Reunión de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica
 
• Las infecciones respiratorias agudas por virus respiratorio sincitial (VRS) incrementan la morbimortalidad en pacientes vulnerables
• Los prematuros tardíos presentan una mayor gravedad de las infecciones por este virus, con mayor duración de la estancia hospitalaria y mayor porcentaje de ingreso en UCI
• Los nacidos entre las 34 y 36 semanas de gestación representan en España entre el 70% y 80% de los nacimientos antes de tiempo
 
 
Madrid, 18 de mayo de 2015.- Con el objetivo de revisar todas las novedades relevantes en el área de la neumología pediátrica, más de 250 especialistas en el ámbito de la atención a los niños con patologías respiratorias de toda España han asistido en Barcelona a la XXXVII Reunión de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP). En palabras del Dr. Manuel Sánchez-Solís, presidente de la SENP, «los congresos médicos son extraordinariamente importantes porque nos permiten poner en común las actualidades sobre las enfermedades, en nuestro caso respiratorias del niño, así como establecer relaciones profesionales, de investigación y desarrollo clínico entre los diferentes grupos».
Este año la reunión anual de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica ha dedicado uno de sus simposios a las infecciones respiratorias agudas por virus respiratorio sincitial (VRS). Bajo el titular Paciente prematuro moderado y tardío y paciente con comorbilidades: ¿qué sucede tras las infecciones respiratorias por VRS?, el presidente de la SENP ha sido el moderador de esta sesión en la que se han analizado las características de la infección respiratoria producida por este virus. «No existe una vacuna eficaz para prevenir esta infección y, aunque las tasas de mortalidad por la misma se acercan a cero, el número de niños de riesgo que deben ingresar en los hospitales es importante». En concreto el VRS, más conocido como el «virus de los bebés», es el causante del 80% de los casos de bronquiolitis. En España cada año casi el 60% de los niños han desarrollado la infección al año de edad, y casi el 80% a los 2 años1. Entre el 0,5% y el 2% de los afectados son hospitalizados2, aunque este porcentaje alcanza el 13% en los grupos de alto riesgo como los niños con cardiopatías congénitas, enfermedad pulmonar crónica o prematuros3, llegando a ingresar en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) hasta un 20% de los prematuros entre las 33-35 semanas de edad gestacional.  
 
Un nacimiento prematuro se produce cuando el bebé nace antes de la semana 37 de gestación. Dentro del grupo de los bebés prematuros existe un grupo mayoritario de niños denominados «prematuros moderados y tardíos», nacidos entre las semanas 32 y 33, y 34 y 36 de gestación, respectivamente. De acuerdo con el Dr. Antonio Moreno, jefe de la Unidad de Neumología Pediátrica y Fibrosis Quística del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, estos niños tienen una función respiratoria peor que la de los niños nacidos a término y, por tanto, necesitan una evaluación y control durante el período neonatal y la primera infancia. «Pueden presentar un trastorno del desarrollo pulmonar que les puede suponer una mayor susceptibilidad a las infecciones por virus respiratorios y una mayor frecuencia de problemas respiratorios como bronquitis recurrentes los primeros años de vida». En España, según los datos del INE, en el año 2013 hubo 31.442 partos prematuros que representaron el 7,39% de los nacimientos. De ellos, entre el 70% y 80% pertenecen a prematuros tardíos
Con el objetivo de desarrollar un protocolo unificado de seguimiento de estos recién nacidos prematuros y contribuir en la reducción de la morbimortalidad y secuelas que sufre esta población de riesgo, la Sociedad Española de Neonatología ha formado el grupo de trabajo SEN 34-36. «El VRS es la causa más frecuente de bronquiolitis e ingreso por patología respiratoria aguda en los menores de 3 años. Y los prematuros tardíos presentan una mayor gravedad de las infecciones por este virus, con mayor duración de la estancia hospitalaria y mayor porcentaje de ingreso en UCI», añade el Dr. Moreno. 
 
Infecciones respiratorias por VRS en el paciente con comorbilidades
La bronquiolitis es una causa frecuente de morbilidad infantil que origina gran demanda asistencial en atención primaria y en los servicios de urgencias, así como un elevado número de ingresos hospitalarios en niños pequeños e infecciones nosocomiales. Como explica la doctora Mª Carmen Luna Paredes, adjunta de Neumología y Alergia Infantil y de la Unidad de Vía Aérea Pediátrica del Hospital Materno-Infantil Doce de Octubre de Madrid, los niños con patología de base tienen más riesgo de necesitar ingreso y de que éste sea prolongado y curse con complicaciones ante una infección por VRS. De acuerdo al estudio FIVE, recientemente realizado en 26 hospitales pertenecientes a toda España, estas poblaciones representan más del 15% de los niños hospitalizados por infección VRS4. «Entre los lactantes con enfermedad neuromuscular las infecciones por VRS son de mayor gravedad; el riesgo de convulsiones es significativamente mayor, también el de necesitar ventilación mecánica y la mortalidad atribuible a esta infección mucha más elevada que en otros pacientes5».
«En el caso de los lactantes con fibrosis quística», prosigue la doctora, «en algunos trabajos se ha observado que la infección por VRS implica no sólo un riesgo significativo de morbilidad a corto plazo, sino también de complicaciones posteriores, como un deterioro de la función pulmonar y mayor número de síntomas respiratorios e ingresos hospitalarios6». 
 
Medidas preventivas frente al VRS
Los tres expertos participantes en esta mesa recomiendan a los cuidadores de los bebés menores de dos años que establezcan una serie de medidas higiénicas y de carácter preventivo de acuerdo con la Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda del Ministerio de Sanidad. Este tipo de medidas consisten en el lavado de manos frecuente así como de los objetos que puedan estar en contacto con el bebé, extremar la limpieza de las superficies donde haya podido estar una persona que padecía la enfermedad, evitar el contacto físico con familiares enfermos, utilizar pañuelos desechables, evitar los ambientes cerrados y muy cargados o exponer a los bebés al humo del tabaco. 
Cuando se trata de bebés pertenecientes a grupos de riesgo, existe un tratamiento farmacológico de uso hospitalario, la inmunoprofilaxis con anticuerpos monoclonales, que debe ser administrada mensualmente de octubre a marzo.
 
Bibliografía
  1. Velasco L, Sobrino L, García M, Soler P. Vigilancia epidemiológica del virus respiratorio sincitial. Sistema de Información Microbiológica. España. Temporadas 2006-2007 y 2007-2008. Boletín Epidemiologico Semanal. 2009. Disponible en: www.isciii.es/htdocs/centros/epidemiologia/informacion_microbiologica/BES20062008.pdf
  2. Meissner HC, Welliver RC, Chartrand SA, Law BJ, Weisman LE, Dorkin HL, et al. Immunoprophylaxis with palivizumab, a humanized respiratory syncytial virus monoclonal antibody, for prevention of respiratory syncytial virus infection in high risk infants: a consensus opinion. Pediatr Infect Dis J. 1999; 18: 223-231.
  3. Carbonell-Estrany X, Quero J. Tasas de hospitalización por infección por virus respiratorio sincitial en prematuros nacidos en dos estaciones consecutivas. Pediatr Infect Dis J. 2001; 20: 874-879.
  4. Calvo C, Moreno-Pérez D; Grupo de Estudio FIVE. Epidemiología y datos clínicos de la infección por el virus respiratorio sincitial en niños mayores de 2 años hospitalizados. Estudio multicéntrico nacional (FIVE). Acta Pediatr Esp. 2015; 73: 5-9.
  5. Wilkesmann A, Ammann RA, Schildgen, Eis-Hübinger AM, Müller A, Seidenberg J, et al. Hospitalized children with respiratory syncytial virus infection and neuromuscular impairment face an increased risk of a complicated course. Pediatr Infect Dis J. 2007; 26: 485-491
  6. Abman SH, Ogle JW, Butler-Simon N, Rumack CM, Accurso FJ. Role of respiratory syncytial virus in early hospitalizations for respiratory distress of young infants with cystic fibrosis. J Pediatr. 1988; 113: 826-830.
 
 
Visto 18504 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Mayo 2015 13:00
Inicia sesión para enviar comentarios

Publicidad

Banner_GSK_2021
 Descarga los suplementos de la revista
Banner_Pallapupas_juny21

La información de esta página web está dirigida exclusivamente al profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación.